Propuesta de valor

Fill out my online form

 

 

Transcripción del vídeo

"Incluso las mejores técnicas quirúrgicas no pueden evitar que los pacientes tengan diversos niveles de dolor al respirar, dolor en las costillas y los músculos, y dolor incisional después de un procedimiento de esternotomía.
Los pacientes también tienen que lidiar con posibles complicaciones de cicatrización de heridas y limitaciones funcionales, sin olvidar el impacto psicológico que puede causar la cirugía cardíaca.

Las complicaciones más devastadoras y costosas son las infecciones esternales, el dolor postoperatorio y las complicaciones pulmonares.

En promedio, el 3,5% de los pacientes sufren una infección profunda de la herida esternal durante la estadía hospitalaria. Esto duplica a más del 7% a los 90 días de seguimiento, y más de la mitad de estas infecciones son diagnosticadas después del alta.
El dolor crónico y las complicaciones pulmonares tienen una incidencia más alta, lo que los hace más costosos para el sistema de atención médica que las infecciones profundas de la herida esternal.

Las mujeres y los pacientes obesos tienen un mayor riesgo de infecciones proporcional al grado de tamaño de los senos y la obesidad. Otros grupos de pacientes con alto riesgo son los diabéticos, osteoporóticos, pacientes mayores, EPOC, por mencionar algunos.
Una infección profunda de la herida esternal triplica el costo del procedimiento y prolonga la estadía en el hospital hasta tres semanas. Solo evitar una de estas complicaciones ahorra una cantidad significativa de dinero para los profesionales de salud.

El estado de los procedimientos de esternotomía está en que las tasas de complicaciones no disminuyeron en la última década, y los pacientes cardíacos tienen una tasa de readmisión del 16% en los 30 días posteriores a la cirugía. ¡Esta es la tasa de readmisión más alta de todos los grupos de pacientes!

¿Por qué las complicaciones después de los procedimientos de esternotomía se mantuvieron constantes, y por qué los pacientes cardíacos tienen las tasas de readmisión más altas? La respuesta es más probable que se encuentre en el período de recuperación postoperatoria, mientras que el hueso del esternón está cicatrizando
Con frecuencia, los pacientes son dados de alta temprano para ahorrar dinero, lo que cambia la responsabilidad para la recuperación y el cuidado de las heridas al paciente y a los miembros de la familia, o a las clínicas de rehabilitación. ¿Qué tan bien preparados están para tomar esta responsabilidad?
¿Se compensan los esfuerzos para ahorrar dinero mediante el alta temprana durante la recuperación?

No hay un consenso común sobre las pautas para los pacientes después de los procedimientos de esternotomía. Los hospitales generalmente hacen sus pautas propias, que pueden variar de uno a otro, y tienen un control limitado sobre si los pacientes siguen las pautas.
A los pacientes no se les proporcionan habitualmente dispositivos preventivos dedicados para proteger el esternón, y con frecuencia solo se les aconseja utilizar una almohada cuando tosen.

¡Las almohadas de corazón nunca han sido científicamente probadas para conocer si son buenas o malas para los pacientes con esternotomía, o si podrían relacionarse con las complicaciones postoperatorias! Las almohadas son una fuente de infección cuando caen al suelo, y pueden hacer que el paciente al alcanzarlas en un movimiento repentino cuando aparece la tos, lo que puede causar fricción entre las mitades del esternón y resulte una posible infección. El hueso del esternón es una fractura en cicatrización y debe obtener la misma protección que otras fracturas de huesos al estabilizarlo desde el exterior.
Nadie recomendaría presionar cualquier cosa contra una fractura ósea en un ángulo de 90 grados.

¿Qué se puede hacer para disminuir las complicaciones, las tasas de readmisión y los costos generales de la atención médica? No hay evidencia científica acerca que las almohadas puedan resolver el problema. Existe evidencia científica acerca que los dispositivos externos de soporte torácico pueden disminuir las infecciones profundas de la herida esternal, el dolor y las complicaciones pulmonares.
El soporte esternal y torácico de QualiBreath está diseñado por una enfermera y es el único dispositivo que se ha evaluado para determinar los efectos en todas las complicaciones que enfrentan los pacientes después de la cirugía.

El QualiBreath estabiliza el esternón al proporcionar un soporte lateral eficiente y constante que disminuye el riesgo de infección profunda de la herida esternal. El paciente puede agarrar las asas integradas de una manera segura y dinámica para contrarrestar las presiones torácicas internas al toser, estornudar o esforzarse. El dolor de las costillas y los músculos se aliviará con el cómodo y ajustable soporte alrededor del pecho.
La postura se mejora, lo que estimula la respiración más profunda y facilita el aclaramiento de las secreciones de los pulmones, lo que puede disminuir las posibles infecciones pulmonares.
Por último, pero no menos importante, el esternón estará protegido las 24 horas del día y los pacientes podrán dormir cómodamente con un soporte externo para el pecho. El soporte esternal y torácico QualiBreath está en la mejor posición para disminuir las complicaciones post-operatorias y las tasas de readmisión.

Las publicaciones científicas muestran que el costo promedio de una infección profunda de la herida esternal es de $60,000 y los procedimientos sin complicaciones son de aproximadamente $20,000. Cuando un hospital realiza 300 procedimientos de esternotomía por año, y la tasa promedio de infección profunda de la herida esternal es 3.5% durante la estadía hospitalaria, 11 pacientes tendrían esta complicación y el hospital tendría costos adicionales de $660.000.
Se reporta que el uso de soportes externos para el tórax puede disminuir la incidencia de infecciones profundas de la herida esternal más de 6 veces, por lo que si un hospital con 300 cirugías decide usarlos, solo 2 pacientes tendrían esta complicación con costos adicionales para el hospital $120.000.

La ganancia de la inversión en soportes externos para el pecho es significativa.

When performing 300 cases a hospital would save $540.000, less the costs of the sternum support devices which on average are around $100. The total return on investment would be more than $500.000.
This calculation does not take into account the additional savings in decreased medication for pain, and treatment of pulmonary complications. La ganancia de la inversión en soportes externos para el pecho es significativa. Al realizar 300 casos, un hospital ahorraría $450.000, menos los costos de los dispositivos de soporte del esternón, que en promedio son alrededor de $100. El rendimiento total de la inversión sería más de $500.000.
Este cálculo no toma en cuenta los ahorros adicionales en la disminución de la medicación para el dolor y el tratamiento de las complicaciones pulmonares.

¡Invierta en el bienestar de sus pacientes, recuperación temprana y ahorro de costos!